sábado, 5 de octubre de 2013

Goliath (Trilogía Leviathan 3) - Scott Westerfeld



SINOPSIS

 Alek y Deryn se encuentran a bordo del Leviathan cuando se le ordena a la aeronave que recoja a un extraño pasajero. El brillante aunque loco inventor afirma que tiene un arma llamada Goliath que puede terminar la guerra, pero ¿en qué bando está el científico en realidad?
 Mientras se encuentran en esa misión secreta, Alek finalmente descubre el secreto de Deryn profundamente guardado, en realidad dos, puesto que Deryn no es solo una chica disfrazada de chico… sino que también siente algo por Alek.
 La corona, el amor verdadero que siente por una plebeya y la destrucción de una gran ciudad, todo ello espera el siguiente y último movimiento de Alek.


OPINIÓN

 Completamente enganchada la Trilogía Leviathan, sin duda alguna uno de mis grandes descubrimientos literarios de este año, no he podido resistirme a leer su tercera y última parte, Goliath, lo antes posible. Y no me ha decepcionado para nada, es más, es la que más me ha gustado de toda la trilogía.
 El ritmo más fluido, situaciones que llevan al límite tanto a personajes como a lectores y ese esperado final han hecho que disfrute de este libro como una enana, saboreando cada frase, cada párrafo, cada capítulo, queriendo saber más y más. Finalmente, tal y como nos indica la sinopsis, Alek descubre a Deryn, y con ello algo más. Ese algo que ha ido creciendo y creciendo desde los principios de la historia. Ese algo que pondrá a nuestro príncipe en una difícil decisión, ¿la corona y acabar con la guerra o quedarse con su mejor amiga?
 A esa situación se la suman otras como la de el que da nombre a la novela, el Goliath, el nuevo cañón del científico clánker el Dr. Tesla. Invento que podría finalizar la guerra. Y también tenemos a nuestra gran Deryn luchando como nunca para que nadie más averigüe su secreto y acabe prisionera o ahorcada. Si el Imperio Británico se enterara nadie sabe lo que podría pasar.
 He de admitir que el final me ha llamado la atención, no me lo esperaba así. Y me ha gustado, no me ha dejado para nada mal sabor de boca.

 Y por supuesto Scott Westerfeld se ha vuelto a lucir una vez más mezclando realidad con ficción, con personajes y tramas reales que existieron en el pasado, y que nunca hubiéramos llegado a imaginar que así era. Los ha hecho suyos.

 Pero si he de decir algo en contra de la novela es, sin duda, que se acaba la trilogía. Sin dejar cabos sueltos, pero se acaba. Y yo quiero más. Tampoco creo que haya mucho que contar, pero yo quiero más.
 Así que le digo adiós a Alek, Deryn, Brovir, la Dra. Barlow, el conde Volger, Lilit, Tazza, Klopp, Eddie Malone, al resto de pasajeros y oficiales del Leviathan y a este grandioso zepelín-ecosistema con el que tantas aventuras he vivido y con el que tantos lugares he visitado. Ya nos veremos.

 Un beso a vosotros, queridos lectores.

 PD: ¡quiero la película!

Trilogía Leviathan:
3) Goliath


PUNTUACIÓN



ANYA

3 comentarios:

  1. Voy a tener que buscar esta trilogía. Me has despertado el interés. El autor es inglés? Pili

    ResponderEliminar
  2. a mi también me has despertado la curiosidad

    ResponderEliminar